Todo vuelve a ser posible

User Rating:  / 7
PoorBest 

"Que nadie se sienta muerto cuando resucita el Señor...", porque "todo vuelve a ser posible", pues "la primavera ha estallado en el corazón del Hijo del Hombre". Es la Pascua del Señor, alegría universal, en la creación entera, en nuestra vida toda, en nuestros corazones.

Celebremos con gozo la experiencia que el Resucitado ha compartido con sus discípulos y ahora quiere compartir con nosotros en esta pascua del 2014. Es impresionante asomarse a descubrir qué pasó con esos primeros discípulos y discípulas temerosos, ignorantes, inseguros, que negaron al maestro...; de alguna se dice que "habían sido expulsados siete demonios..." ¿Qué sucedió con estos hombres y estas mujeres que se convirtieron en valientes anunciadores de la vida?; ¿qué transformó la mente, el corazón, las actitudes de estos hermanos nuestros para hacerse capaces de enfrentar los tres grandes poderes que dominaban su entorno? En efecto, enfrentaron al poder religioso Judío, dominado por una religión de la ley que empezaba a ser caduca; predicaron delante del poder cultural ostentado por Grecia y fueron valientes ante el poder político de Roma. ¿Qué sucedió?

El Hijo de Dios; el Crucificado-Resucitado les compartió la fuerza de su Espíritu para ser mensajeros comprometidos de la vida, de la misma vida de Dios. Esto mismo quiere hacer el Señor resucitado con nosotros. Hacernos pasar del "hombre viejo" a ser "hombres nuevos"; "mujeres nuevas"; todos discípulos y valientes misioneros del Señor Jesús Resucitado. Esta necesidad de anunciar la vida, se hace muy urgente en estos momentos, en que precisamente algunos de nuestros hermanos mexicanos que ostentan poder político, quieren favorecer leyes que impidan la vida aún desde sus mismos inicios.

Celebremos y vivamos la alegría Pascual. Dios nos ofrece este tiempo de gracia para que cada uno de nosotros hagamos la experiencia de sentirnos vivos a plenitud (cf. Jn 10, 10).

¡¡¡Todo vuelve a ser posible...!!!


 

El Pbro. Lic. Ramón García Reynoso es sacerdote diocesano de la diócesis de Torreón. Cuenta con licenciaturas en Teología Dogmática y en Teología Espiritual por la Universidad Pontificia de México. Es profesor en la Universidad Pontificia de México y presta su servicio como Director espiritual de las residencias de la misma Universidad.