Viernes, 18 Junio 2021
Tres grandes frases sobre Ciencia y Religión

Tres grandes frases sobre Ciencia y Religión

Vivimos rodeados de “juguetes” producto del impresionante desarrollo de la ciencia y la tecnología. Los teléfonos inteligentes, la televisión conectada a internet, el trabajo “en línea”, etc. En medio de esta sociedad tecnificada es frecuente oír que estos avances científicos impresionantes están alejando a los seres humanos de la religión y que la esperanza o la creencia en una vida futura se va desvaneciendo de las mentes y de los corazones de los seres humanos.

Meditaciones de un músico ante un cuadro

Meditaciones de un músico ante un cuadro

¿Qué es una pintura cuando nadie la mira? ¿Qué mensaje transmite su nocturna soledad? Es una música para nadie, una danza inmóvil, algo cercano a la nada. Como las partituras archivadas en el secreto de su caja aherrojada sin ojos que puedan leerlas.

Comienzo en un final

Al término del concierto el último turno de veladores entra al Palacio de Bellas Artes. Empiezan su ronda cuando el público se ha marchado. Las puertas cerradas extinguen los pasos y sólo el eco de la música vibra en el aire. Es la hora del personal de seguridad que resguarda el histórico inmueble. Conozco a algunos veladores e intercambiamos saludos. Todo permanece suspendido y a la espera mientras ellos disponen sus bolsas de dormir en los camerinos.

La Familia

En ocasión del Sínodo de la Familia que se celebra en Roma del 6 al 19 de octubre de 2014.

La familia es un valor que está enraizado en la esencia más profunda del ser humano y es una exigencia intrínseca del mismo pacto del amor conyugal.

La familia es una institución natural que se puede considerar como patrimonio de la humanidad.

Es importante que reflexionemos acerca del valor universal de la familia. Ocupa el primer lugar nuestra familia de origen. De ella derivan la familia escolar, la familia profesional y la familia laboral.

A su vez, la familia de origen es una de las obras más queridas por el "Gran Alfarero Universal", principio único y unificador del cosmos y de la humanidad.

Somos la admiración de Dios

Consta que la máxima violación de los derechos humanos consiste en descuidar un deber fundamental, que es el conocimiento de nuestra naturaleza humana, de la cual brotan los derechos humanos universales.

Resulta contradictorio hablar de dignidad y de derechos humanos, si no se aclara ¿qué y quién somos?

En seguida enumeramos los elementos constitutivos de nuestra constitución humana, según la declaración cristiana de los derechos humanos.

¡Conócete a tí mismo!

Somos injustos con nosotros mismos, cuando descuidamos la tarea de conocer nuestra constitución humana. Para ello, a los lectores de "Humanos" seguimos proponiendo la antropología del "Hombre imagen de Dios", que proclama nuestros valores espirituales (la inteligencia y la voluntad) que compartimos con el ser divino, quien es el principio unificador de la familia humana.

Él es el fundamento de la igualdad de todos los humanos, en la diversidad personal de cada individuo. La unidad y la unicidad del principio superior garantizan la igualdad y la universalidad de la constitución humana.