Viernes, 22 Octubre 2021

Editoriales

Científicos creyentes en Jesucristo

Científicos creyentes en Jesucristo

En los años de la Iglesia, son muchísimos los laicos, frailes, monjes, sacerdotes, obispos y pontífices del cristianismo que se han caracterizado por aportar grandes descubrimientos, teorías, postulados e inventos científicos, cosa que es muestra definitiva de que la Fe y la Ciencia, lejos de contraponerse se complementan mutuamente y no son motivo para que el creyente no sea científico ni para que un científico no sea creyente; pues el trabajo que surge de la ciencia, es resultante de la creación que encuentra su origen en Dios. 

De entre una enorme lista, partiendo desde la Edad Media y hasta el siglo XX, merecen particular mención algunos de los más destacados científicos que han formado parte de la Iglesia y que han sido protagonistas de valiosas aportaciones a la ciencia.

Hildegard Von Bingen: filósofa, música, bióloga, médica, mística, vidente, monja benedictina alemana, santa y Doctora de la Iglesia, nació en  Bermersheim en 1098 y murió en Rupertsberg en 1179.

San Alberto Magno: filósofo, teólogo, médico, matemático, químico, fraile dominico alemán y Doctor de la Iglesia, nació en Lauingen en 1193 y murió en Colonia en 1280. Delimitó los ámbitos de la fe y de la razón, hizo varios estudios experimentales y fue un destacado investigador de la química, campo en el que se le deben varios descubrimientos.

Cristóbal Clavio: matemático, astrónomo y religioso jesuita alemán, nació en Bamberg en 1537 y murió en Roma en 1612. El papa Gregorio XIII le encomendó hacer el calendario gregoriano.

Galileo Galilei: astrónomo, matemático y físico italiano, nació en Pisa en 1564 y murió en Florencia en 1642. Mejoró el telescopio y confirmó la teoría heliocéntrica que sostiene que la tierra gira alrededor del sol.

Blas Pascal: matemático, físico, inventor y teólogo francés, nació en Clermont-Ferrand en 1623 y murió en París en 1662. En las Ciencias Naturales y aplicadas realizó importantes contribuciones al estudio de los fluidos, aclaró los conceptos de presión y vacío, inventó la calculadora mecánica, investigó acerca del triángulo aritmético y sobre la cicloide y su uso en el cálculo del volumen de sólidos.

María Gaetano Agnesi: filósofa, matemática, lingüista y teóloga italiana, nació en Milán en 1718 y murió también en Milán en 1799. Aportó a la ciencia las magnitudes finitas y el análisis de los infinitesimales y la divulgación del cálculo y de la geometría analítica. Por nombramiento del papa Benedicto XIV ejerció la cátedra de matemáticas y filosofía natural en la Universidad de Bolonia.

Gregorio Mendel: naturalista y fraile Agustino austriaco, nació en Heinzerdorf en 1822 y murió en 1884. Es el descubridor de las tres Leyes de la Herencia: la ley de la uniformidad, de la disociación y de la independencia, llamadas, por su nombre, Leyes de Mendel.

Louis Pasteur: físico, químico y biólogo francés, nació en Dole en 1822 y murió en Marnes-la-Coquette en 1895. Desarrolló la teoría de los gérmenes y el proceso de la Pasteurización. Es considerado como uno de los tres fundadores de la microbiología.

Alexis Carrel: biólogo, médico, investigador científico y eugenista francés, nació en Sainte-Foy-les-Lyon en 1873 y murió en París en 1944. Se le confirió el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1912  en reconocimiento a su trabajo acerca de sutura vascular, y trasplante de vasos sanguíneos y de órganos. En 1902 fue testigo de un  milagro en el santuario de Nuestra Señora de Lourdes, en Francia, del que además participó como uno de los analistas científicos.

Alessandro Volta.- físico y experto en electromagnetismo italiano, nació en el Ducado de Milán en 1875 y murió en Como en 1827. Desarrolló la pila eléctrica en 1800. La unidad de fuerza motriz de unidades lleva en su honor el nombre de Voltio desde 1881.

Jerome Lejeune: médico genetista francés, nació en Montrouge en 1926 y murió en París en 1994. Es el descubridor de la Trisomia 21, causante del Síndrome de Down. No se le confirió el premio Nobel debido a que su labor científica le fue minimizada por su abierto compromiso en favor de la vida humana en gestación al oponerse a la práctica del aborto.

Robert Kurland: físico, químico y experto en Antimateria estadounidense, nació en 1931. Sus investigaciones en la resonancia nuclear magnética dieron lugar a la ecuación Kurland-McGarvey.

Francis Collins: biólogo, físico, químico, médico y pastor protestante estadounidense, nació en Virginia en 1950. Desarrolló el genoma humano a fin de eliminar los defectos congénitos y enfermedades hereditarias.

Guy Consolmagno: astrónomo y sacerdote de la Compañía de Jesús estadounidense, nació en Detroit, Michigan, en 1952. Actualmente es investigador del Observatorio Steward de la universidad de Arizona y es el Director del Observatorio Vaticano en Castelgandolfo.